jueves, 6 de noviembre de 2008

El Zorro y el Tigre


Un tigre apresó a un zorro.
-A mí no me puedes comer -dijo el zorro-. El Emperador del Cielo me designó rey de todos los animales. Si me comes, el Emperador te castigará por desobedecer sus órdenes. Y si no me crees, ven conmigo. Verás cómo todos los animales huyen apenas me ven y nadie se acerca.
El tigre accedió a acompañarlo y apenas los otros animales los veían llegar, escapaban. El tigre creyó que temían al zorro y no se daba cuenta que escapaban por él.

(Cuento porpular de China)

1 comentario:

Manuel Sosa dijo...

Que sólo vemos lo que cremos. Si uno se crre emperador vivirá como emperador.Es genial tu blog