domingo, 7 de febrero de 2010

Pareja perfecta


Nasrudin conversaba con un amigo.

"- Entonces, ¿Nunca pensaste en casarte?

- Sí pensé —respondió Nasrudin—. En mi juventud resolví buscar a la mujer perfecta. Cruce el desierto, llegué a Damasco, y conocí a una mujer muy espiritual y linda; pero ella no sabía nada de las cosas de este mundo.

Continué viajando, y fui a Isfahan; allí encontré una mujer que conocía el reino de la materia y el del espiritu, pero no era bonita.

Entonces resolví ir hasta El Cairo, donde cene en la casa de una moza bonita, religiosa, y conocedora de la realidad material.

- ¿Y por qué no te casaste con ella?

- ¡Ah, compañero mío! Lamentablemente ella también quería un hombre perfecto”.

Cuántos de nosotros estamos como el personaje de la historia, buscando una pareja perfecta tratando de llenar nuestras expectativas, olvidando que todos somos sólo seres humanos con cualidades y limitaciones.

Por eso antes de esperar a que alguien ideal llegue a nosotros, debemos preguntarnos si somos ideales para esa persona que deseamos atraer a nuestra vida.

No busques una pareja perfecta, busca a una persona que sienta el mismo amor, compromiso y entrega que tú.


(De la red)

1 comentario:

Aracne dijo...

Es un cuento tan acertado que no hay nada más que añadir