jueves, 26 de mayo de 2011

El filósofo y el zapatero


Un filósofo llegó un día al taller de un zapatero remendón con unos zapatos gastados y le dijo:
—Por favor, arréglalos.
—Ahora estoy remendando zapatos de otros hombres —respondió el zapatero—, y hay todavía más para reparar antes de que pueda ocuparme de los tuyos. Pero déjalos aquí. Usa este otro par por hoy, y ven mañana a buscarlos.
—No uso zapatos que no son míos —protestó indignado el filósofo.
—Pues bien -dijo el remendón—, ¿en verdad eres un filósofo y no puedes calzarte los zapatos de otro hombre? Al final de esta calle hay otro zapatero que comprende a los filósofos mejor que yo. Recurre a él para remiendos.

(Cuento de Gibran Khalil Gibran)

3 comentarios:

LuPeeTha dijo...

me ha gutado pro bonito.
y se lo contare a mi pequeñito

Magdala dijo...

Me encanta entrar en tu bosque y lo hago con mucho placer, me enriquece y me gusta mucho, por ello por tu sensibilidad tengo algo para ti en mi blog, me encantaría pases a buscarlo. Un abrazo

Eli Bagna_ dijo...

aaaaaaaaaaay muy lindo es como un blog magico amo las hadas, y tadabia no entiendo porque hay gente que no cree por mas de que no las allamos visto, asi como venso a una mariposa! Pero somos dos!! Un beso cuidate. Me encanto pasar por tu blog..