viernes, 7 de agosto de 2009

Las Camelias Blancas



Cuenta la leyenda que dos estrellas jóvenes discutían sobre cuál era la más bella y ocasionaron una trifulca entre todas las estrellas, porque todas querían ser la reina de la belleza. Con sus discusiones rompieron la paz del firmamento, por lo que la luna intervino y quiso poner orden en todo aquel jaleo.
La luna decidió que la mejor manera de poner orden era que todas las estrellas se repartieran por el cielo y así lucirían su belleza por todo el firmamento. Las estrellas obedientes acataron la ley nueva y una de las más grandes decidió reinar cerca de la tierra, dándonos así luz y calor.
Las dos estrellas un día que estaban muy cansadas, vieron un árbol que resultó ser una camelia y decidieron reposar en las flores de esta especie. Al día siguiente, recuperaron las fuerzas y dieron gracias a la camelia. Se preguntaron las dos estrellas si no sería un sitio maravilloso para vivir.
Así fue como las estrellas se convirtieron en camelias. Desde entonces las camelias blancas son las estrellas de la tierra, compitiendo con las del cielo y brillando como ellas.


4 comentarios:

*Luna dijo...

Hola cielo como siempre dejandonos una preciosa historia
un beso y feliz fin de semana

Diorella dijo...

Cada vez que entro en tu bosque, me gusta perderme entre tus maravillosas letras.
un beso.

Silvio González González dijo...

Sin duda alguna un blog modelo. Todo aquel que quiera contar un cuento a un niño puede mirar aquí, aunque quizás termine ensimismado y se olvide de su tarea. Un beso y no pares de contar cuentos, preciosos cuentos.

La Dama de Abril dijo...

Gracias a todos: Luna, Diorella, Silvio...es un placer contarle cuentos al niño que todos lleváis dentro.

La Dama de Abril