viernes, 16 de octubre de 2009

El Alacrán y el Maestro


Un maestro oriental que vio cómo un alacrán se estaba ahogando, decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán le picó. Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó, y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose.
El maestro intentó sacarlo otra vez, y otra vez el alacrán le picó.
Alguien que había observado todo, se acercó al maestro y le dijo:
"Perdone, ¡pero usted es terco¡ ¿No entiende que cada vez que intente sacarlo del agua le picará?".
El maestro respondió: "La naturaleza del alacrán es picar, y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar".
Y entonces, ayudándose de una hoja, el maestro sacó al animalito del agua y le salvó la vida.

No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño; sólo toma precauciones.
Algunos persiguen la felicidad; otros la crean.

(Cuento zen)

3 comentarios:

*Luna dijo...

Hola cielo siempre es un placer entrar en tu bosque siempre con bellas historias
un beso

Diorella dijo...

Como siempre, es un placer leerte y aprender de los valiosos mensajes que tienen cada una de tus bellisimas historias.
¡Que hermoso sería si todos supieramos crear felicidad!
Un abrazo.

Silvio González González dijo...

Recomiendo tu blog a diestro y siniestro, me fascinan tus historias. Sa ha convertido en mi rinconcito mágico para cuando necesito evadirme. Besos. Silvio.